jueves, 24 de julio de 2014

BREVERISMOS. JUEVES 24 DE JULIO DE 2014

Ahí van las 25 palabras en desuso de hoy. Como veréis todavía estamos en la letra C, y no la hemos terminado, puesto que empiezo en Carricoche y termino en Corrusco. Y seguimos inspirándonos en el Diccionario de Palabras Olvidadas, que para eso estamos: para recordarlas. 
        Y en el improbable caso de que un adolescente lea este blog le recomiendo que aprenda alguna, para así hablar con más soltura con sus abuelos... si es que se dignan a hablar con ellos.


Carricoche: coche viejo y destartalado.

Cascar la badana: pegar, dar una paliza.

Cascarrabias: gruñón.

Cascarria: porquería de mínimo tamaño.

Casquivano: alegre, enamoradizo.

Caterva: muchedumbre.

Cazurro: persona muy cerrada y bruta.

Cenutrio: tontorrón.

Ceporro: persona torpe.

Cerril: obstinado.

Chafardero: que viste con muy mal gusto.

Chanza: broma.

Chiripa: buena y casual suerte.

Chisquero: encendedor de bolsillo.

Chorchi: soldado.   

Chusco: pequeña barra de pan.

Chuzo: palo que llevaban los serenos.

Cipote: familiarmente pene.

Cisco: carbón vegetal menudo.

Cobrar: recibir golpes o guantazos.

Coger el montante: irte sin pensarlo dos veces.

Confitería: pastelería.

Convidar: invitar.

Correveidile: Alcahuete, persona que lleva y trae chismes.

Corrusco: extremo de la barra de pan, trozo de pan.

      Hasta aquí hemos llegado hoy, es decir, hasta Corrusco. Otro día de la semana que viene, veremos alguna palabreja más.


Breverismos


5455)  ROPA FALSA
Falsificaban tan bien ropa de marca que las marcas de ropa tuvieron que cambiar de marca para protegerse.

5508)  VEGETARIANO ACTIVO
El activista vegetariano perdió su prestigió al descubrirse que era propietario de una fabrica de chorizos.

5553)  OREJAS RADIOACTIVAS
-La fuga no tiene importancia –dijo el responsable de la central nuclear… antes de que estornudara y se le cayeran las orejas.


                               Y ahí va otro Epigrama.

Si a la música te inclina
    tu gusto, mujer, se cauta…
 mira que murió Agustina
de tanto tocar la flauta.

     He observado, e imagino que vosotros también, que en la mayoría de los epigramas, escritos en el siglo XIX y principios de XX, se meten –por utilizar un término coloquial- con las mujeres. Aunque la mayoría de las veces sea de manera jocosa no excesivamente machista (que si así fuera no lo publicaría)… pero así era la época. Si a alguna de mis seguidoras-lectoras le molesta, que me lo haga saber… y procuraré buscar epigramas que no las ofendan. De nada.
       Mientras tanto, aquí me quedo pensando en la próxima tanda de palabras perdidas en el tiempo que os ofreceré.


      

Mañana otro tema

2 comentarios:

  1. Vaya, me he equivocado de día. Era en esta entrada. Bueno pues lo siento pero ahí va otra vez.
    - Caramba hijo, se dice caramba.
    - No madre, si uno se enfada mucho, se dice coño.
    - A ver cenutrio, ¿no te enseñan en la escuela que el que dice palabrotas va a ser toda su vida un ceporro?
    - No madre, a mí la profesora lo que me dice es que soy un casquivano cerril y chafardero, que no aprendo. Y todo porque la oyó a la Petri decirme que lo mío es una cascarria, que si atino es de chiripa, que mi única lumbre está en el chisquero y jura y perjura que no es una chanza.
    - Te voy a cascar la badana si sigues hablando así a tu madre, cazurro, que eres un cazurro. Ni pizquita de caletre dentro de ese cabezón. Anda que no vas a cobrar.

    Isabel

    ResponderEliminar
  2. -Parece que no solo me equivoco yo -dijo el cascarrabias casquivano, leyendo un texto repetido en dos entradas. Así que bajó del carricoche dispuesto a cascar la badana a quien fuera, por un quítame allá esa cascarria. Y protestando, además, contra la caterva de cazurros, cenutrios, ceporros y cerriles chafarderos que le cortaban el paso, siempre de chanza.
    -Hombre, don Marcial -dijo uno de ellos- no proteste, que tiene usted más chiripa que un chorchi con chisquero.
    -Y eso qué tiene que ver.
    -No, si lo digo porque los pobres chorchis apenas si comen un chusco duro como un chuzo...
    -Oiga amigo, ya esta bien, que me tiene negro como el cisco y hasta el cipote, así que, coja el montante y largo,no sea que cobre.
    -El montante no sé, pero sí una milhoja en la confitería, que si viene le puedo convidar.
    -Muy bien, pero que no venga el chorchi.
    -Pero qué manía, parece usted un correveidile, que el pobre apenas tiene un corrusco que llevarse a la boca.
    -Pues allá él.
    -Vamos pues.
    -Vamos.

    Quino

    ResponderEliminar